viernes, 12 de agosto de 2011

Quiero ser una profesional Cap. 3

Una vez que tienes una imagen y un nombre ya asentados, lo fundamental es que te desvincules como sea de tus profesores y de tu grupo... Debes empiezar a cobrar protagonismo como solista y que nadie te asocie con tu pasado de alumna patosa en el que no eras nadie.

Consigue aliados: Para conseguir aliados siempre es útil que recurras a tus antiguas y compañeras de baile. Debes comerle la cabeza en contra de tu profesora. Decir que por ejemplo os estafaba con los cursos y las clases desde el primer día (a pesar de haber tú asistido a todos sin excepción), que a ti pues te pone atrás por envidia a pesar de que midas 1.83m y que eso de la altura no influye para nada, que tiene un complot en tu contra y por eso te critica (llama crítica a las correcciones en clase, por supuesto) y cosas por el estilo son muy útiles para conseguir compinches, más cuando éstas carecen de personalidad y raciocinio. algún día hablaremos de las bailarinas amebas.

Teatro, mucho teatro. Es fundamental ser toda una experta teatrera, miente, enreda, tergiversa, conspira... Si puedes, ve criticando por todos los ambientes en el que se mencione "danza del vientre" a tus antiguas profesora. Recuerda que si quieres ser solista profesional tienes que estar sola y dar la apariencia de que tienes un talento natural aprendido por ciencia infusa. La estrategia de la pena siempre es útil y conseguirás la simpatía de muchos. No importa si entras en continuas contradicciones tú solita o dices chorradas sin sentido que nadie se creería, conque hagas pucheritos y sueltes alguna lágrima en esas situaciones tendrás al público en tu bolsillo.

Crea tu motivación. Tómate todo como algo personal. Una correción hacia un paso que no te ha salido bien, una coreografía no muy bien pulida, un consejo al respecto de tu nueva actitud de súper estrella. Una compañera que no ve clara tu decisión de independizarte debe ver un motivo claro sobre tu decisión de ser profesional. Eres una luchadora a la que sus profesoras y compañeras están atormentando y persiguiendo por tu talento natural, por eso decides saltar en solitario. Si tu profesora no está de acuerdo en que estés preparada, claramente es por envidia, porque la posibilidad de que te lo esté diciendo por tu bien aquí no cabe. Claramente es un complot de tu profesora que le ha comido la cabeza a todas tus compañeras intentando evitar que cualquiera de vosotras la superéis. Ella ya tiene su trozo del pastel y no quiere repartirlo.

Recluta. Empieza a reclutar gente para tus clases robándole las alumnas a otras profesoras. Esto es básico. Tus antiguas compañeras son las mejores candidatas, ya las conoces y te has encargado de posicionarlas en contra de tu profesora y de meterles en la cabeza lo mal que lo estás pasando con la envidia que te tiene. Cuando coincidas con alumnas de otra profesora, diles que tus clases siempre van a ser las mejores, baratas, flexibles y más completas de toda la ciudad (aunque no sea cierto), convéncelas de que lo que tienen no vale para nada. Explota la idea de que sus profesoras no les enseñan nada y solo quieren sacarles su dinero. Miente al respecto de tu experiencia añadiendo estilos que no has visto en tu vida, elementos que no manejas y fechas muchísimo más anteriores a las reales. ¿Recuerdas que has creado una extensa imagen falsa en internet?. Recurre a ella.

(Colaboración Especial de Beatriz. ¡Gracias!)

Todo el contenido de esta sección es ficticio e imaginario, no se pretende aleccionar, no se pretende guiar, no se pretende NADA... Quien sepa "oler" el sarcasmo y leer entre líneas seguramente pase un buen rato. Todos los nombres son ficticios y cualquier parecido con la realizad es pura coincidencia.
Proximamente el capítulo 4.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja!!! o sea Jajajajaj!!! Buenísima tercera parte, habrá una cuarta???

Besos

Oscar dijo...

JAJAJAJ

Tengo ganas de ver el siguiente paso: "Vale, ya tienes las alumnas, ahora ¿cómo das la clase?".

Un saludo!

Anónimo dijo...

Me encanta!!jajaja Es buenísimo.
En mi grupo de danza estamos pasando por esto.
Nuestra "compañera" va por la fase de que todo el mundo le tiene envidia
sobretodo la profe,claro, jajajaja.
Por supuesto nadie la cree.

Beiña Andy dijo...

Es triste pero cierto, primero empiezan a hacerles la pelota a la profesora ,poner en contra a compañeras que les pueden hacer competencia, o aunque no les hagan competencia se encargan de hacerte ver que son las "preferidas porque a ellas les enseñan cosas que a tí no" y cuando esas profesoras están cegadas por el peloteo constante...zas!!!! (por cierto les está muy bien empleado por favoritismos)

Beiña Andy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Cierto es todo lo que escribes, yo ya no practico danza oriental, pero en la ciudad que vivo y a los centros que he asistido sí he visto muchas envidias y falsedades, egos desmesurados. Nos reíremos leyéndote si sigues con la cuarta parte :)

Anónimo dijo...

Cueck fomeeee!!!! Solo para descerebradas...

Helena Plaza Andres dijo...

Tal cual. Por algo prefiero el dabke palestino. Se baila en grupo y no alimenta vanidades